TERAPÉUTICOS

EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO

Foto a la izquierda de un despacho con cuatro personas sentadas alrededor de una mesa de cristal. Las cuatro chicas llevan uniforme. Dos de ellas pantalón negro y sudadera gris y otras dos pantalón negro y sudaderas turquesas. Debajo de la mesa una alfombra con mucho colorido y formas geométricas. Al fondo un cuadro del alfabeto sueco. A la izquierda, una estantería negra con varias cajas de colores y documentos.

Evaluamos y diagnosticamos distintos trastornos del aprendizaje.
Inicialmente nos entrevistamos con los padres y familiares para obtener una primera visión general del niño y sus características.Tenemos muy en cuenta la información procedente del centro educativo, las relaciones con otros, el contexto familiar, así como otros contextos de los que el niño forma parte.

Una vez realizada la entrevista, valoramos al niño mediante las pruebas pertinentes y observamos la ejecución y comportamiento manifestado en las mismas.El tipo de pruebas que se pasan al niño viene determinado por los resultados de la entrevista y la información que del niño obtenemos.

Las pruebas diagnósticas que empleamos con mayor frecuencia son:

  • Pruebas de lenguaje: ITPA; BLOC; PLON…
  • Pruebas de inteligencia: McCarthy, WISC…
  • Pruebas de atención
  • Escalas de habilidades sociales
  • Pruebas de detección de dislexia

ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA

Atendiendo a las necesidades específicas de cada niño, se diseña un programa de intervención personalizado que se ajusta a cada etapa de su vida. Estos programas están encaminados a favorecer: las competencias académicas, la comunicación, la autonomía y las relaciones con otros.

El niño es atendido en sesiones de una hora de duración, anticipando las actividades que se van a realizar mediante sistemas alternativos de comunicación, pictogramas, agendas escritas

Foto a la derecha donde hay una cristalera al fondo con un logo de tres muñecos grandes. En el centro una mesa blanca con una silla roja y otra blanca.

UNIDAD DE DÍA

Foto de manos de un par de personas. Unas sujetan un bol y vierten leche a otro recipiente y las otras permanecen puestas encima de una mesa blanca. Al lado del recipiente que hay en la mesa hay una varilla

Tras muchos años dedicándonos a la atención a la diversidad, nos dimos cuenta que hay una población que estaba totalmente abandonada a su suerte: los adolescentes y adultos.
Muchos de los centros que se dedican a trabajar con niños con diversidad, dejan de facilitarles atención a partir de una determinada edad, porque no tienen los servicios adecuados o porque la terapia individual deja de ser efectiva.
Las familias siempre nos trasladaban que parece que, al llegar a esta edad ya no tienen necesidades o dificultades en otras etapas de su vida.
En ANENDO, tuvimos muy claro desde el principio que la atención que facilitáramos cubriría cualquier etapa del desarrollo y cualquier edad. Por ello, atendemos tanto niños de atención temprana, como niños en etapa escolar y adultos.

Un paso más hacia esta atención integral fue la creación de nuestra UNIDAD DE DIA.
Con ella, pretendemos que cualquier chico a partir de 16 años que no pueda estar escolarizado por cualquier motivo, tenga un lugar. No importa el nivel cognitivo o las dificultades conductuales que presente.

Síguenos en las Redes